El rostro visual de Lima Norte: La Publicidad Gráfica


Desde su aparición en la sociedad, la publicidad ha ido modificando sus propuestas, seleccionando su público, especializando su lenguaje, utilizando nuevas vías y formatos de comunicación, buscar nuevos sectores de consumidores, entre otras características.

Pero su principal objetivo de acercar el producto a los compradores o consumidores, sigue siendo el mismo, aunque la idea de vender o persuadir al público a consumir determinados productos o marcas, no va de la mano con ofrecer un buen servicio y producto.

La publicidad, a lo largo de su historia, se ha vinculado a diversas disciplinas sociales como la psicología, sociología, antropología, estadística y economía, con el propósito de mejorar su propuesta y cumplir con mayor eficacia su cometido. Hoy, se puede hablar de la necesidad de una agencia creativa o casa de publicidad, para promocionar un producto.

En el Perú, el origen de la publicidad no esta bien definido. Hay quienes piensan que ya desde las mismas culturas andinas se puede hablar de un tipo de publicidad, la misma que era de tipo ideológico y que utilizaba los diversos productos artesanales como medio de difusión.

En la colonia se puede identificar a los pregoneros que a viva voz ofertaban sus productos en las principales plazas y calles de las ciudades del virreinato peruano. En esa misma época y específicamente a partir de la introducción de la imprenta se inicia una nueva forma de publicidad. El primer aviso publicitario limeño se difundió en 1715 en las páginas de la Gaceta de Lima, un periódico que tuvo mucho alcance en el mercado de Lima, pero que estuvo bajo control del Estado español y la Iglesia Católica. A pesar de ello, nadie duda de su importancia.

En la época republicana y, sobre todo, con la fundación de medios de comunicación radial y televisiva, la publicidad juega un papel transcendental en la sociedad no solo de consumo, sino también en otras áreas de la vida nacional. Por esta razón se han creado diversas instancias nacionales y privadas para fomentar, regular y supervisar la difusión de publicidad comercial, política, recreativa, religiosa, etc.

Hoy, además de los avisos publicitarios en varios medios de comunicación y la publicidad móvil (stikers, volantes, etc.), se utiliza también los frontis de los propios establecimientos comerciales o espacios contratados en la vía pública. A este tipo de publicidad se le denomina publicidad no convencional o externa y se los puede apreciar en diversas calles y avenidas, en diversos formatos, tamaños, diseños y materiales (vinil, lona, madera, triplay, tela, acrílico, etc.).

Esta publicidad exterior no es exclusiva de las grandes empresas, sino también de pequeños y medianos establecimientos, formales e informales. Los primeros lo utilizan asesorados por un centro especializado en publicidad, los mismos que aparecieron en el Perú a mediados del siglo XX. El segundo grupo, sin embargo, no recurre a agencias de publicidad especializada, sino que ellos mismos, aconsejados por su entorno o los técnicos diagramadores donde imprimen su publicidad, elaboran sus propios anuncios.

La principal característica de este tipo de publicidad es que utilizan colores muy llamativos, elementos populares, imágenes religiosas, frases o nombres pintorescos, personajes reconocidos, el apellido del propietario, colores de una marca reconocida, entre otras particularidades que resaltan la personalidad, devoción, origen, afición, creatividad, carácter o vocación del propietario.

A pesar de esta utilización no técnica de elementos de publicidad formal, los avisos cumplen su cometido: promocionar un producto o servicio y en verdad que logran su propósito, pues más de uno se ha detenido a leerlos o se ha visto tentado a hacerlo.

Este tipo de publicidad, que para algunos especialistas representa un tipo de contaminación visual, lo encontramos en diversas partes de Lima. En esta exposición fotográfica se ha elegido el área de Lima Norte como zona de investigación, la misma que está compuesto por ocho distritos: Ancón, Santa Rosa, Puente Piedra, Carabayllo, San Martín de Porres, Comas, Independencia y Los Olivos.

Son en total casi quinientas fotografías seleccionadas de diversos espacios comerciales ubicados en las principales calles y avenidas de Lima Norte, y van desde restaurantes, farmacias, pollerías, centros de enseñanza, cebicherias, fábricas, eventos musicales y tiendas comerciales de todo tipo de bienes y servicios. Sin embargo, esta exposición evidencia una mayor cantidad de publicidad de espacios gastronómicos. Esta característica no es casual ni una elección personal, sino una evidencia de la masiva presencia de este tipo de servicio.

Esta muestra ha sido posible gracias a la generosa colaboración de los alumnos de las Facultades de Ciencias de la Educación y Ciencias Comerciales de la Universidad Católica Sedes Sapientiae, quienes tratando de conocer y valorar mejor su entorno, se sumergieron en varios recorridos por su escenario de vida, tratando de hallar la publicidad más peculiar.

Un concurso interno motivó, aun más, su búsqueda y elección publicitaria. Aquí mostramos algunos de los mejores trabajos que junto a una selección particular, permiten tener una idea general de la publicidad gráfica de esta parte de Lima.

- Santiago Tácunan Bonifacio
Curador
.

About these ads
Etiquetas:

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 17.940 seguidores

%d personas les gusta esto: